Cómo ahorrar dinero: guía completa con consejos y estrategias

¿Te has hecho la pregunta de cómo ahorrar dinero y no has encontrado respuesta? No te preocupes, no estás solo en el mundo. En realidad son millones de personas preguntándose lo mismo sin saber cómo lograrlo. 

En esta guía aprenderás desde cómo ahorrar dinero hasta cuáles son los factores claves que influyen en tu economía financiera. Después de todo, es una pregunta que muchos nos hacemos y a la que pocas veces encontramos la respuesta. 

Entonces, si quieres saber cómo ahorrar dinero, reducir gastos y desarrollar ciertos trucos que te ayudarán a mejorar tu economía, pues no dejes de leer porque ahora te cuento todo lo que necesitas saber al respecto. 

La pregunta del millón de euros: ¿cómo ahorrar dinero?

Ahorrar dinero es clave para poder lograr todo lo que queremos. No se trata de ser excesivamente materialistas, pero la verdad es que el mundo moderno y civilizado se basa en capitales, presupuestos que nos garantizan calidad de vida. 

Todo el mundo te dirá que es fácil, que no hacen falta demasiados trucos, que solo debes limitar tus gastos. Pero vamos, suena mucho más sencillo de lo que realmente es. 

La verdad es que hay un montón de factores que debes tomar en cuenta. Sí se puede, sí es real la teoría de que se puede ahorrar dinero mediante ciertas estrategias, pero debes considerar varios factores. 

Además, los hábitos juegan un rol muy importante cuando se trata de gastos y de ahorrar dinero. Hay muchos cambios que debemos hacer cuando queremos salir de una situación y entrar en otra, y nuestras rutinas diarias influyen mucho en ese proceso. 

El ahorro forma parte del estilo de vida. No existe un método que funcione igual para todo el mundo, a unos les funcionan unos trucos para ahorrar y a otras personas simplemente no les va nada bien. Pero lo que sí es un hecho, es que si las cosas no están saliendo como quieres, no harás que sean diferentes haciendo las mismas cosas de siempre. 

Cómo ahorrar dinero en 2022 y empezar a mejorar tus finanzas

¿Qué es exactamente el ahorro?

Este es el punto de partida. A medida que entendemos bien qué es el ahorro, podremos establecer planes y estrategias para lograr nuestros objetivos. Como ya lo dije antes, no se trata de un método infalible e igual de efectivo para todo el mundo, pero sabiendo qué es realmente el ahorro, podrás saber todo lo demás. 

El ahorro comienza por no malgastar. Ahorrar es, hasta cierto punto, privarse de algunas cosas o incluso hacer algunos sacrificios en función de un objetivo económico. El ahorro no siempre se trata de dinero, pues puedes ahorrar tiempo, recursos, etc. 

Más allá de tomar en cuenta tu presupuesto y determinar cómo puedes ahorrar, el ahorro en sí mismo a veces representa mucho esfuerzo. Sin embargo, esto no tiene por qué ser una tortura obligatoriamente. En esta guía te daré 30 consejos puntuales para que reduzcas tus gastos, para que aprendas cómo realizar una compra abaratando costos y mucho más. 

En resumen, ahorrar es disminuir gastos y establecer planes para lograr un objetivo económico. Es la busca de aumentar los recursos disponibles evitando desperdiciarlos. Veamos entonces cómo puedes ahorrar de manera efectiva cuando se trata de dinero.

Reducir gastos es lo primero

Puedes ahorrar cuando reduces gastos, es un hecho. De aquí parte todo y es información que verás en todos los sitios web y en todos los libros acerca del ahorro. Ahorrar dinero no es una tarea sencilla, porque todos los días tenemos gastos. El ahorro, cuando se trata de dinero, es bastante difícil y complejo porque vivimos en un mundo donde el dinero es clave, se necesita para prácticamente todo, entonces no es sencillo. 

Sin embargo, aunque los gastos son cosa del día a día, sí se pueden reducir. Además, el ahorro es algo que se logra de manera planificada. Una vez que establezcas cuáles son los gastos que necesitas reducir, verás notables mejoras y encontrarás la manera de que el dinero rinde más. 

Ventajas de ahorrar

Esto puede resultar extremadamente obvio, pero creo que igual es necesario decirlo. Ahorrar dinero es muy ventajoso. No es sencillo, no es divertido, siempre es más fácil poder comprar todo lo que se nos antoje, pero si no ahorras dinero, terminas teniendo gastos en cosas que no deseas tanto, y las que sí quieres, no las logras precisamente por no tener dinero. 

Entonces, aunque parezca que estoy inventando el agua tibia, quiero compartir contigo las ventajas más claves de ahorrar dinero:

  • Reduces estrés por problemas económicos.
  • Mejoras tu calidad de vida.
  • Llevas mejor control de tus finanzas.
  • Puedes mejorar mucho tu economía.
  • Te permite cumplir sueños.
  • Puedes incluso mejorar tu situación y la de quienes te rodean.

Y dejo la lista hasta aquí aunque los argumentos puedan ser realmente infinitos. Son interminables los beneficios de ahorrar dinero y lo podrás ver por ti mismo en la medida que te vaya contando algunos trucos que han sido muy útiles para mí y para personas que respeto mucho en cuanto al manejo de sus finanzas. 

Los 30 mejores trucos para ahorrar

Ahora sí, el momento que seguro has estado esperando desde que comenzaste a leer este artículo sobre el ahorro. A continuación, sin más rodeos, te cuento los 30 trucos que podrían ayudarte a ejecutar un plan de ahorro efectivo. 

Identifica tus fugas de dinero

El dinero es la clave en el ahorro, no nos pongamos románticos. Desde luego que el tiempo es valioso, así como muchos otros recursos. Pero si te lo preguntas a ti mismo, lo que casi siempre te falta y que más desearías tener en abundancia, suele ser dinero. 

El tema con el dinero es que muchas personas lo gastan sin medirse. De hecho, la mayoría de las personas ni siquiera llevan un verdadero reporte de en qué gastan su dinero. Esto es grave, yo de solo pensarlo me pregunto cómo hacen para vivir así, y la respuesta es que ese es el motivo de tanto estrés. 

Entonces el primer paso es ver muy bien en qué se va tu dinero. Revisa tus facturas, tus depósitos, todo lo que implique gastar dinero en tu día a día. Una vez que mires estos detalles, te darás cuenta de todo el dinero que gastas pero también de todo el que malgastas o despilfarras. 

Lo que primero necesitas es ver en qué estás invirtiendo tu dinero y descubrir esa cosa que te está haciendo gastar de más. A veces no logramos tener un buen plan de ahorro o dejar de gastar dinero de más, solo por no tener detallados nuestros gastos o inversiones. 

Identifica todo aquello en lo que gastas, haz una lista con esas cosas y trata de tachar aquellas que ves que no son tan necesarias. Conozco personas que sin darse cuenta, gastan más dinero del que tienen en cosas que realmente ni usan. 

Pisa tierra: determina tu verdadero presupuesto

Otro tema clave al momento de tratar de no malgastar dinero, es ser realistas con nosotros mismos. No todos podemos darnos todos los lujos que queremos, aunque lo deseemos profundamente. 

Este, al igual que muchos otros trucos en esta guía, estarán relacionados a su vez con otras estrategias. Quiero decir, mantener los pies en la tierra con tu presupuesto es lo que te ayudará a cumplir con la meta del truco anterior. 

Puedes ahorrar de muchas maneras, pero todas al final se basan en el manejo de tu presupuesto. Si sabes muy bien cuánto tienes, podrás saber entonces cuánto dinero puedes gastar realmente. 

Es difícil lograr que cada mes el dinero te llegue, si no tienes muy claro cuáles son tus ingresos.Conocer y reducir los gastos es importante, claro que sí. Pero cuando hagas una compra, piensa primero en si tu presupuesto realmente te lo permite. 

Aquí también entra otra clave como lo es la de saber en qué invertir dinero y en qué no. Sin embargo, de momento, lo primero es establecer tu presupuesto. Determinar muy bien para qué utilizarás tu dinero y a partir de allí también puedes saber en qué dejarás de gastar dinero. Todo, repito, con base en lo que generas, es decir, de tu presupuesto. 

Cómo ahorrar dinero en 2022 y empezar a mejorar tus finanzas

Divide tus gastos fijos

Una vez que has determinado aquellas cosas en las que gastas dinero de manera innecesaria y cuál es el dinero con el que cuentas para tus gastos fijos que sí son necesarios, es momento de segmentar las cosas. 

Quiero decir, está muy bien solo gastar en cosas importantes y necesarias para poder ahorrar. Pero eso también debe ser controlado. No solo debemos dejar de invertir dinero en cosas que representan gastos innecesarios, también necesitamos separar las cuentas para que notemos cómo incluso las cosas del día a día influyen de manera negativa en nuestras finanzas. 

“Pero es que esas cosas son obligatorias, igual voy a gastar mi dinero en ellas”

Sí, al pensar así es que no logras que el dinero te alcance para lo que realmente quieres tener. Si gastas a ciegas con la excusa de que se trata de gastos obligatorios, igual lo estás haciendo todo mal. 

Cuando logras dividir los gastos y separar las cuentas, notarás varias cosas. Entre ellas, verás cómo unas cosas muy similares a otras terminan siendo mucho más costosas. En este sentido, puedes aplicar estrategias que te ayudarán, de nuevo, a cumplir con los otros trucos de esta guía. 

Por ejemplo, si mides bien lo que estás gastando de más en algo importante, podrás no necesariamente eliminar ese aspecto, pero sí reducir las cantidades que gastas en ello. 

Entre las diferentes maneras que puedes tener en cuenta para esto, está la de los sobres. Hay personas que ahorran dinero en efectivo. Si eres uno de ellos, puedes ahorrar un montón de dinero teniendo diferentes sobres en los cuales colocar el dinero que usarás para cada cosa. 

Más adelante te hablaré de aplicaciones y otras estrategias más tecnológicas, pero por lo pronto, la idea de los sobres me parece genial.

Usa la tecnología

Lo prometido es deuda. No sólo puedes usar técnicas de vieja escuela para ahorrar. La verdad es que puedes ahorrar usando precisamente toda la tecnología que tenemos a nuestro alcance hoy en día. 

Como últimamente casi todo lo cargamos a la tarjeta de crédito y la mayoría de las operaciones las podemos realizar a través de medios electrónicos, no es alocado pensar en que precisamente sean las herramientas electrónicas las que nos ayuden a gastar menos dinero y así tener un poco más al final de mes. 

Todos los días veo anuncios de aplicaciones para todo. Desde robots que pueden hacer trading por nosotros hasta softwares capaces de identificar algo que nos falta en el refrigerador y así hacer la compra automática por nosotros. 

Entonces, qué tiene de raro que haya herramientas digitales para ayudarnos a gastar menos dinero. A continuación, una lista con las app que yo considero más interesantes y útiles para estos propósitos:

Fintonic

Esta es una app realmente interesante cuando de controlar gastos se trata. Fue ganadora de premios de tecnología y utilidad en 2015 y ofrece lo mismo que te propongo de los sobres, pero de manera digital.

Con esta app los usuarios pueden sincronizar sus cuentas bancarias y controlar todos los gastos. También puedes separar cuentas de manera digital, incluyendo personalizaciones que te dan la oportunidad de controlar todo tal y como a ti te resulte más cómodo. 

También ofrece una tarjeta prepagada sin comisiones y una app aparte, exclusiva para el monitoreo de la salud de los movimientos bancarios. Con esta función puedes saber cómo son considerados los movimientos por los bancos y te ayuda a ubicar créditos bancarios que se adapten a tu presupuesto y a la forma en la que manejas tus finanzas, o mejor aún: aprender acerca de lo que necesitas cambiar o mejorar para poder optar por créditos interesantes. 

Arbor

Esta me encanta porque te pone retos y además te ayuda a visualizar tus movimientos de cara a inversiones. Con esta aplicación no sólo puedes ahorrar, sino que además lo haces pensando en qué invertir el ahorro. 

Entre varias funciones, los retos son personalizables. Puedes programar incluso transferencias destinadas a fondos de ahorro. Todo esto, repito, de la mano de interesantes retos.

Desde mi punto de vista, esta app es genial porque puedes enlazar dos cosas que creo que son vitales para mejorar las finanzas: el ahorro y la inversión acertada. Ya saben lo mucho que me gusta la inversión en activos digitales, sobre todo a largo plazo como plan de inversión cotizado. Así que nada, esta app se las trae según como yo veo el mundo del ahorro. 

Pixpay

Esta es una alternativa maravillosa y yo particularmente considero que es genial. Se trata de una tarjeta especial para personas menores de edad. Es decir, si quieres enseñarle a tu hijo o algún familiar o amigo el valor del ahorro, esta tarjeta es una oportunidad especial. 

Se puede programar de manera que se ejecuten pagos de recarga de manera automatizada. Permite controlar los gastos y es perfecta para quienes quieren aprender sobre cómo manejar sus propias finanzas desde bien jóvenes. 

No es una tarjeta gratuita, cobra una comisión de 2,99 euros al mes. Sin embargo, a mí me parece genial porque además de todo lo que ya te dije, también permite bloquear algunos comercios en particular y puedes personalizar su autonomía. Es decir, si es quizás para un adolescente cercano a los 18 años, puede que prefieras que vaya aprendiendo a administrarse por sí mismo y quieras que tenga más libertades. 

Monefy

Si quieres ahorrar usando tecnología sin comprometer tus datos bancarios, esta aplicación es ideal. Yo la veo como la forma más sencilla de automatizar las cosas. Aquí no vas a vincular tus cuentas bancarias sino a personalizar tus movimientos en un panel de control donde podrás controlar absolutamente todo. 

Como bien dicen sus desarrolladores, esta app ofrece mucho más que solo llevar un registro contable. Puedes establecer y personalizar planes de ahorro, establecer y mirar métricas de gastos y cómo van tus presupuestos. No me parece tan novedoso como las que puedes vincular con tus cuentas bancarias, pero la veo como ideal para quienes buscan un equilibrio entre los sobres con efectivo a lo vieja escuela, y la tecnología que ya está al alcance de todos con tan solo tocar la pantalla del móvil.

Desafío 52 semanas para ahorrar

Esta aplicación va dirigida a aquellas personas cuya forma de ahorrar es a largo plazo. Si quieres ahorrar mucho dinero, esta es la manera y esta aplicación te ayuda con ello. 

No se trata de un simple registro contable pero tampoco ofrece vinculación a cuentas bancarias. Es más para establecer planes personales y empezar a ahorrar desde la primera semana y lograr objetivos una vez que llegues a la semana 52. 

Puedes igualmente personalizar pequeños objetivos como alcanzar cierta cifra cada mes o simplemente ir mirando cómo va creciendo tu fondo de ahorros hasta lograr el objetivo principal que es mejorar tu presupuesto al final del año. 

Establece planes mensuales

Continuando con los trucos y consejos, quiero hablarte precisamente de los planes de ahorro que se centran en lograr uno o más objetivos cada mes. 

No es que sea malo pensar a largo plazo. De hecho, estos planes de ahorro por cada mes no son más que una manera de fraccionar un plan de ahorro que puede ser anual como el del ejemplo anterior en la última de las 5 aplicaciones que recomiendo para ahorrar dinero. 

Lo bueno esto es que te permite mirar resultados de manera más frecuente. Es cierto que lo ideal es ahorrar una gran cantidad de dinero y eso se logra si vas pensando en grande, como un plan anual, por ejemplo. Pero también es cierto que no ver resultados, por muy pequeños que sean, puede desmoralizar un poco. 

Yo entonces sugiero un plan combinado donde puedas establecer una mirada doble. Por un lado tienes la cantidad que vas ahorrando cada mes, y por otro el acumulado de dichos ahorros que al final del año son una cantidad mucho más alta y por lo tanto satisfactoria. Aquí una vez más recomiendo utilizar herramientas digitales si es de tu agrado. 

Cómo ahorrar dinero en 2022 y empezar a mejorar tus finanzas

Piensa ecológico

No es que sea una norma, pero muchas veces, lo ecológico suele ser lo que te permite ahorrar. Por ejemplo, un panel solar te puede ayudar a ahorrar una cantidad enorme de dinero al final del año o incluso lo puedes notar cada vez que mires la factura de electricidad. 

Realmente vale la pena invertir en estas opciones ecológicas, lo digo por experiencia propia. Un gasto en un panel solar puede ser visto como eso, como un gasto de una cantidad considerable de dinero. Pero luego ves cómo todo va mejorando, el dinero que vas ahorrando cada mes y cómo al cabo de un año ya has recuperado la inversión y la factura al final de un tiempo de ahorrar dinero que luego puedes invertir en unas vacaciones soñadas. 

Y el ejemplo del panel solar es eso, solo un ejemplo. Puedes adoptar la idea de las bolsas ecológicas y dejar de pagar las bolsas de supermercado. Puedes comprar bombillas ahorradoras de energía y de nuevo verás como cada mes tu factura de consumo eléctrico va disminuyendo. 

Lo mejor de todo, insisto, es que al cabo de un tiempo puedes pagarte unas vacaciones, o darte algún gusto del que te has privado durante un tiempo por no saber cómo ahorrar dinero. 

Haz la tarea de comparar precios

Esto es algo que a algunas personas les da flojera, otros simplemente no tienen tiempo. Como lo dije al principio de este artículo, no existe una receta infalible para cada persona, y no porque algunos trucos sean malos o algo parecido, sino porque simplemente hay estrategias que no se adaptan a todo tipo de personas.

Sea como sea, comparar precios es algo que a mí me ha servido muchísimo. A veces nos dejamos llevar por la comodidad de algo que funciona y que creemos que está bien. La verdad es que siempre que podamos comparar precios, deberíamos hacerlo. 

Y ojo con algo, no hablo solo de antes de pagar algo, sino siempre. Quiero decir, si vamos a contratar un servicio de internet, es bueno mirar todas las ofertas y elegir la empresa que nos ofrece el plan más barato. Pero si ya estamos pagando una suscripción, igual debemos mirar el precio que otras compañías cobran por los mismos servicios.

Cuando menos lo esperamos, puede que una empresa lance una oferta alucinante que no nos queremos perder. Entonces nada, comparemos precios y apostemos por lo que mejor se adapte a nuestro presupuesto. 

Invierte de manera planificada

Esto va tanto para los gastos cotidianos como para inversiones un poco más complejas. Quiero decir, si vas al súper, no vayas sin planificar lo que realmente necesitas comprar y apégate a esa lista de compras.

Cuando vas de compras sin planificar, terminas gastando más dinero del que realmente deberías y lo peor es que puede que no compres todo lo que realmente necesitas. 

Ahora, esto también se trata de cualquier otra inversión más compleja que quieras hacer. Quiero decir, no todo es planificarse para las cosas del día, también puedes y debes hacerlo para compras menos frecuentes y más grandes. Aquí te mostramos algunas estrategias para invertir si eres principiante.

Si por ejemplo piensas comprar un móvil nuevo, piensa en dónde comprar el que más te gusta pero al precio más bajo. Existen incluso planes de inversión donde vas pagando una parte por cuotas y al final te sale mucho más económico que pagando de contado en la tienda que está más cerca de tu casa o tu lugar de trabajo. 

Camina más, gasta menos

Estamos viviendo tiempos donde ser ecológicos y pensar en nuestra salud, también nos puede conducir por el camino de ahorro y lograr tener algo más de dinero al final de cuentas. 

Actualmente, el combustible está resultando bastante costoso en muchos países. Estados Unidos es donde tal vez se hace mayor eco de esta situación, pero se trata de una realidad internacional que afecta a un montón de países. 

Los ahorros, para poder ser efectivos, necesitan que salgamos de nuestra zona de confort. Caminar no solo es saludable, sino que además permite ahorrar dinero. Claro, tampoco es que vas a caminar 5 horas diarias entre casa, trabajo, escuela o universidad, etc. Ni tan calvo ni con dos pelucas. 

Lo que quiero decir es que muchas veces vamos en automóvil a cuestiones que no están muy lejos de nosotros y que podemos resolver caminando sin problema. Te sorprenderá la cantidad de dinero que podrás ahorrar al final del año si caminas más y conduces menos. Y ni hablar del bienestar físico.

Transforma hábitos

Los hábitos son la clave de todo. A veces los hábitos que tenemos, sin nosotros notarlo, nos llevan por un camino equivocado. O mejor dicho, a veces tenemos costumbres que no son realmente productivas y que nos hacen gastar más dinero del que deberíamos. 

Es cierto que hay que pagar servicios, es cierto que nuestros ahorros no necesariamente deben ir en función de dejar de vivir bien. 

Sin embargo, a veces sucede que pagamos una suscripción con un menú muy amplio de TV por satélite cuando realmente pudiéramos dedicar las tardes a caminar, a ir al parque, o a hacer alguna otra actividad sana que nos hará tener mejores controles de nuestra salud y también de nuestro tiempo, y sobre todo, dejar de pagar cosas costosas que no necesitamos realmente.

Aprovecha las ventajas de casa

A veces simplemente no tenemos opción por cuestiones de tiempo. Sin embargo, yo siempre voy a recomendar las ventajas de lo hecho en casa. Si no quieres ir al parque porque lo que quieres es ver una película, entonces sí merece la pena ver una peli en casa que es mucho más económica que ir al cine. 

Lo mismo sucede con las comidas diarias. A veces creemos que no tenemos muchas opciones, pero te sorprendería el montón de dinero que ahorras al final del año si te levantas media hora más temprano todos los días y te preparas tu propia comida en casa.

Y así como estos, puede haber muchos ejemplos más. Ponte creativo, piensa por ti mismo en todas aquellas cosas que siendo hechas en casa son mucho más baratas que hacerlas cotidianamente afuera. La comida es la principal, pero hay un montón de cosas más que podemos hacer en casa y que representarán ahorros en nuestra economía. 

¿No quieres caminar? Hay una alternativa con ruedas

Yo sé que es muy cool llegar a la oficina en un cochazo. Desde luego que las comodidades de desplazarnos en vehículos son muy importantes. Sin embargo, caminar o dejar de usar combustible representa un gran ahorro. 

Si eres de los que no les gusta la idea de las caminatas, puedes optar por una bici. Sí, no son necesariamente regaladas, pueden costar hasta un par de ciento de euros. Pero lo positivo de una bici es que en ella sí puedes ir al trabajo, la escuela, y muchos lugares un poco más lejanos. 

Aprovecha lo aprovechable

Continuando con saber aprovechar ventajas, vamos a llevar el tema del ahorro al siguiente nivel. Muchas veces gastamos dinero en productos o artefactos que simplemente no vamos a usar o incluso tenemos hasta una o más habitaciones en casa completamente desocupadas.

Este truco no va para todo mundo ya que no cualquiera se atreve a alquilar una habitación. Sin embargo, si tienes una habitación extra que crees que puedes alquilar y así compartir gastos de alquiler, pues a mí me parece una maravillosa idea. 

Lo mismo aplica para los productos o artefactos que tenemos en casa y que no usamos. Desde una TV en perfecto estado hasta un automóvil, muchas cosas pueden ser aprovechadas para recuperar un poco el dinero invertido en algo que realmente no usamos y de hecho no necesitamos en absoluto. 

Ten siempre un plan B para gastos imprevistos

A veces los gastos imprevistos son los que resultan más costosos, precisamente por lo imprevisto. Si ya tenemos en mente comprar ropa y otros productos, podemos tomar las mejores decisiones con algo de tiempo y elegir lo que más nos conviene por su precio en el mercado. 

Sin embargo, cuando se trata de gastos imprevistos, el dinero suele escaparse muy rápido porque no tenemos margen de elección. Si contamos con un fondo especial para esto, puede que sirva de estrategia para que una vez que nos toque pagar cosas que no estaban en nuestro presupuesto, nuestras finanzas no se vean terriblemente afectadas. 

Con frecuencia, estos gastos imprevistos suelen ser de orden médico. La salud es lo primero, así que aquí te vuelvo a recomendar los sobres de la vieja escuela. Tener en casa un sobre sagrado, que sea para gastos médicos y que solo tocaremos cuando estemos en emergencia, me parece una estupenda idea. 

Diviértete con conciencia

Después de leer todo este contenido de consejos acerca del ahorro, te pregunto: ¿Qué sentido tiene esforzarse tanto en ahorrar y al final no disfrutar un poco de las ventajas que ello supone?

 En ese sentido, siempre he pensado que la mejor manera de disfrutar de las ventajas de ahorrar algo dinero, es irse de vacaciones. Si esas vacaciones las combinas con la compra de algo de ropa, resulta simplemente maravilloso. 

Pero el tema está en que realmente valga la pena. Si vas a ahorrar, si vas a esforzarte bastante para lograr tener un poco más de dinero, lo ideal es no despilfarrar todo en unas vacaciones. 

Entonces aquí te recomiendo que tus vacaciones estén muy bien planificadas, pensando en abaratar costes y en no afectar tu presupuesto y tampoco tu productividad. 

Esto último yo lo considero clave porque muchas personas piensan que las ventajas del ahorro solo llegan con los gastos que no se hacen, pero lo verdaderamente clave es no parar de producir, y unas vacaciones mal planificadas pueden afectar todo de maneras realmente trascendentales. 

Administra bien tu consumo de datos

Vivimos tiempos modernos donde el internet ya no solo es una vía de comunicación o una manera de entretenernos. Hay personas que dependemos del internet para trabajar, para mover nuestras finanzas y para casi cualquier cosa que hagamos en la vida. 

Sin embargo, como bien dice un dicho que no me agrada demasiado pero que es muy acertado: nada en exceso es positivo. Hay que tener mucho control y llevar la cuenta de nuestros gastos en internet. 

Está comprobado que España es un país donde todo el mundo gasta cerca de 100 euros en cuestiones relacionadas con internet al mes. Esto va desde planes de internet hasta suscripciones a aplicaciones y demás. 

Si llevamos mejores controles de estos gastos, no solo sabremos aprovechar el internet y ahorrar algo de dinero, sino que además incluso tendremos mayores controles de nuestro tiempo, determinando lo que es mejor para nosotros en ese sentido. 

Disfruta las bondades de lo crudo

Esto, al igual que muchos de mis consejos en esta guía, debo admitir que no se le dará bien a todo el mundo. Sin embargo, las bondades de la comida que no necesita ser cocinada, van más allá de solo ahorrar. 

Existen muchas ensaladas, tanto de frutas como de vegetales, que pueden ser parte de nuestra dieta, nutrirnos muy bien, y ayudarnos a reducir los costes de nuestra factura de gas o electricidad. 

Hay muchos consejos de cómo preparar ricas recetas que no implican usar gas o electricidad. También podemos aprovechar algo de los ahorros para invertir en ropa y no tener que gastar tanto en calefacción o en otros aspectos que comprometen el consumo de gas o electricidad.

Sé limpio pero consciente

Lavar la ropa, bañarnos y tantas otras cosas relacionadas con la higiene forman parte de una calidad de vida. Sin embargo, tener conciencia es importante no solo para nuestro ahorro sino también para ser realmente conscientes con el planeta. 

Así como es excelente idea tener mejores controles sobre el consumo de gas y de energía eléctrica, también es necesario lograr una mejor administración de un recurso tan importante como el agua. 

Para este y tantos otros tipos de ahorro, podemos usar hoja de cálculo o una aplicación de estas cuyo menú es personalizable, y así llevar un mejor control del consumo de agua. 

Apágale la luz a los gastos extra

La luz o energía eléctrica es en lo que más gastamos, de acuerdo a lo que refiere los datos de estado en materia de consumo de servicios básicos. La energía eléctrica es muy importante y al mismo tiempo muy costosa. Te lo digo yo que suelo pagar facturas muy elevadas por mis equipos de minería de criptomonedas. 

Esto va con la calefacción, el consumo de TV que realmente nadie está bien, algunas bombillas que no necesitan estar encendidas de día y así muchas otras cosas. Si lo planificas todo y estás al corriente, te darás cuenta de lo mucho que puedes ahorrar con tan solo saber administrar tu consumo de energía eléctrica. 

Cómo ahorrar dinero en 2022 y empezar a mejorar tus finanzas

Diviértete gratis

Esto yo lo recomiendo hasta a quienes juegan casino online. Divertirse es genial, pero si además es gratis, pues doblemente genial. Trata de disfrutar distracciones que sepan que cuestan poco o incluso nada. 

Si puedes ir a un parque donde no pagarás nada, pues genial. Si puedes disfrutar de TV muy barata o incluso de un viaje a la playa donde gastes muy poco, pues hazlo. 

No confundas generosidad con despilfarro

A veces queremos ser muy generosos, y eso está genial. Pero debemos tener un control. De qué sirve ser de buen corazón si luego estamos echando mil maldiciones porque el dinero no nos alcanza. 

Entonces, si un día gastas 12 euros en un restaurante, una propina de 1 euro no está tan mal. Y pongo un ejemplo de una cantidad baja porque si estás gastando más de 29 euros en una cena, simplemente no has entendido nada sobre el ahorro. 

Determina tu día de cero gastos

Esto me parece buenísimo. Tomemos un día al mes o incluso en la semana o como lo veamos conveniente, en el que no gastemos absolutamente nada. A mí me viene bien que sea un día al mes. 12 días al año en los que no gasto un solo céntimo. 

Además, a manera de sugerencia, te digo que lo puedes tomar como tu día de descanso. Un día en el que puedas dedicarte a leer un buen libro mientras estás en la comodidad de tu casa sin invertir un solo euro en nada. 

Verás que al final del año, esos 12 días sin gastar nada te marcarán una diferencia en tus finanzas, además de que crea el hábito de planificar de manera organizada para el ahorro. 

Desecha lo que no uses

Con esto no quiero decir que lances a la basura los artefactos que no uses, en realidad estoy hablando de suscripciones. Por ejemplo, pagar la mensualidad de un gimnasio al que no vas, es algo que no usas y por lo que estás gastando un dinero. 

Esto debe estar en el primer punto que mencioné al hablar de identificar los gastos innecesarios. Pero es que algunas cosas merecen un apartado especial y esas son precisamente las cosas que además de no necesitar, realmente no utilizamos a pesar de pagar una mensualidad o una tarifa constante por ellas. 

En mi caso, he cancelado un montón de suscripciones a herramientas digitales tras descubrir una alternativa que me ofrecía todo en un solo lugar. 

Guarda los extras

Los extras son aquellas cantidades con las que no contabas y que tienes a tu favor. Un bono en el trabajo, un décimo de lotería, cualquier ganancia con la que no contabas. Ahorra eso, no lo malgastes. Inclúyelo en tus ahorros y verás que habrás tomado una sabia decisión. Además, tus vacaciones seguro te lo agradecerán. 

Diversifica tus bienes y tu capital

Esto va de la mano con aprovechar lo que no usas. A veces sucede que tenemos algo que no usamos y que podríamos alquilar a alguien para obtener algún ingreso extra. Todo lo que de algún modo representa ingresos pasivos, debería ser bienvenido en tu plan de economía. 

Usa estrategias de memoria de ahorro

Puedes usar desde una hoja de cálculo en excel que sepas que mirarás todas las mañanas al despertar, hasta notas en papelitos pegados en la puerta del refrigerador o cualquier otra estrategia. 

La memoria es clave, necesitamos activar un botón en nuestro cerebro que nos recuerde que debemos ahorrar bastante, y eso se logra con pequeños recordatorios. 

A algunas personas les funciona muy bien tener mensajes en el móvil, otros los programan hasta en redes sociales. No olvides la alternativa de las aplicaciones y otras herramientas digitales. 

Lo que mejor te venga, lo que más se adapte a ti, pero que sea efectivo y te ayude a recordar que necesitas ahorrar y que debes tenerlo presente durante el día a día. 

Piensa en ahorro

Esto va de la mano con el truco anterior. O mejor dicho, el truco anterior conduce a esto. Se trata de hacer un trabajo en nuestra mentalidad para poder empezar a tener una actitud ahorrativa. 

¿Recuerdas cuando te hablaba de cambiar de hábitos? Bueno, en realidad no es necesariamente cambiar sino transformar. Aquí la idea es transformar tu mentalidad y que te conviertas en una persona cuyos pensamientos al momento de invertir, siempre estén enfocados en el ahorro. 

Ten aliados de ahorro

Esto es buenísimo para las personas que sienten que necesitan un apoyo o motivación extra. A veces el solo logro de los objetivos no es suficiente, necesitamos algo o alguien que nos motive. 

Así como algunas personas necesitan un compañero de gimnasio, dietas y ejercicios, también puede suceder que la mejor manera de ahorrar sea contar con alguien, un amigo que sirva de aliado y te motive en todo momento y que también sea capaz de decirte lo que estás haciendo de cara a lograr tus objetivos. 

Analiza los resultados

Esto es importantísimo. No dejes de analizar y controlar tus objetivos. A veces, esperar hasta el logro final de los resultados es muy desesperante. No motiva estar esforzándose mucho y no ver avances. 

Además, es muy positivo cuando puedes identificar obstáculos con prontitud, esto ayuda a avanzar todavía más rápido. Lo digo porque no todo se trata de ver las cosas de color de rosa y porque realmente las cosas no siempre saldrán bien.

Entonces, poder identificar cosas por mejorar antes de tener grandes tropiezos, es apenas una de las muchas ventajas que verás al monitorear tus pasos en tu plan de ahorros. 

Prémiate a ti mismo

Esto es lo mejor de todo, las recompensas. Todo buen paso que demos necesita una recompensa, algo que nos motive a seguir adelante y que nos recuerde que nos apoyamos a nosotros mismos. 

No te premies solamente cuando ya hayas alcanzado todos tus objetivos. Puedes hacerlo cuando hayas avanzado de manera destacada, cuando hayas pasado tu primer mes o incluso tu primera semana. Siempre que puedas, demuestrate a ti mismo que lo que estás haciendo vale la pena. 

Cómo ahorrar dinero en 2022 y empezar a mejorar tus finanzas

¿Por qué es tan difícil ahorrar?

Esta es una pregunta que yo a veces me hago, y seguro que todos estamos de acuerdo en que realmente no es tan sencillo como parece. 

Sí, no falta el que diga que es súper sencillo, que ahorrar es pan comido. Pero no, no lo es. ¿Sabes por qué? Porque ahorrar, en la gran mayoría de los casos, supone una transformación de hábitos.

Bueno, los hábitos son algo que se instaura en nuestro cerebro, en nuestra mente y en nuestras vidas. Si siempre has estado acostumbrado a desayunar pan con café, el día que debas dejarlo se te hará difícil. Además, no tener limitaciones es muy sabroso, y desde luego que pega cuando toca tenerlas luego. 

¿De verdad se puede mejorar la economía de una persona a través de estas estrategias de ahorro?

Sí, la respuesta es que sí. El tema es que no a todo mundo le funcionan igual todas las estrategias, unas son ideales para algunas personas y otras simplemente no funcionan con todo el mundo. 

Todo es cuestión de probar, de intentarlo y encontrar la estrategia que mejor se adapte a ti. También es importante la palabra disciplina. Yo te puedo dar todos los trucos, o puedes hasta saberlos por ti mismo, pero si no eres serio y no cumples las cosas a cabalidad, pues difícilmente verás los resultados esperados. 

Algunos factores importantes a considerar

Veamos entonces algunos factores, además de los trucos que ya te di, que debes tener en cuenta si quieres ahorrar bastante dinero. 

Presupuesto

El presupuesto es clave. No es que no lo sepas, pero de ahí debes partir. No te mentalices en ahorrar millones de euros si sabes que no es posible de acuerdo a tus ingresos. Ya ves por qué digo que reducir gastos es importante, pero mantenerse productivo lo es todavía más. 

Conocer tu presupuesto es lo más sano que puedes hacer por tus finanzas, al mismo tiempo que es también tu primera tarea si quieres ahorrar. 

Hábitos

Todo es cuestión de hábitos si queres dejar de malgastar el dinero. Ahorrar es un hábito y muchas personas simplemente no lo tienen. Lo bueno de los hábitos es que se pueden adoptar y en algunos casos transformar. 

Si no tienes el hábito de ahorrar, igual lo puedes lograr. Solo debes ser disciplinado y estar muy enfocado en tus objetivos, la disciplina es clave. 

Estilo de vida

El estilo de vida va de la mano con los hábitos. Hay que saber trazar una línea entre el estilo de vida que tenemos y el que deseamos alcanzar. Muchas personas quieren mejorar sus condiciones pero pocas están dispuestas a hacer los ajustes necesarios.

A veces para vivir mejor debes olvidarte de ciertos lujos por un tiempo, pero si haces las cosas de la manera correcta, verás cómo lo que te falta hoy puedes tenerlo en abundancia dentro un año. 

Prioridades

Esto va de la mano con todo lo anterior. Necesitas establecer prioridades. Todo puede parecer importante, pero no cambiar nada significa seguir obteniendo los mismos resultados de siempre. 

Entonces, debes decidir qué es más importante y qué no lo es tanto. A partir de allí, todo lo demás va llegando con disciplina una vez que conoces bien tu presupuesto y empiezas a transformar los hábitos. 

Conclusiones

Ahorrar no es sencillo, por ello muchas personas que no saben ni por dónde empezar, prefieren consultar a quienes ya lo han logrado. Yo solo puedo decirte que si bien no todas las estrategias se adaptarán a tu manera de ver las cosas, sí que alguna debe serte muy útil. 

No pienses en cuál es la manera más fácil sino concéntrate más bien en la manera más efectiva. De ese modo podrás ver resultados pronto y no hay nada más motivador que eso.

Contacta con Hoddled:

Email: info@hoddled.com

Hoddled es una web exclusivamente informativa y no damos, bajo ningún concepto, consejos de inversión.

¿Que es Hoddled?

Hoddled es un proyecto perteneciente a Lemonmedia ÖU (conócenos aquí). Somos una página de finanzas e inversiones digitales, centrándonos tanto en la comparación de brokers online de acciones como en exchanges de criptomonedas, pasando por cuentas de bancos online.